Archivo de la etiqueta: patatas

IR DE CAÑAS CON UN VEGETARIANO (PAPAS ARRUGADAS Y MOJO VERDE)

Papas arrugadas con mojo verde de cilantro

Papas arrugadas con mojo verde de cilantro

Por lo que me cuenta mi novia la cultura gastronómica cambia mucho cuando te haces vegetariano. Ejemplo claro: si vas de cañas y eres vegetariano vas a comer muy poco y casi nada si eres vegano. Lo que antes era llegar al bar y pedir una caña y esperar la tapita con ansias ahora se ha convertido en un mal rollo. “Disculpe señor camarero, tiene alguna tapa que no lleve carne o pescado, es que soy vegetariana” esa frase es una de las más odiosas de decir para un vegetariano porque el camarero te va a mirar con mala cara, los clientes que están a tu alrededor van a a pensar: ahí está la hippy-pija de turno, y los colegas que están con ella van a empezar a preguntar chorradas sobre el motivo de su “desviación”. Nunca una frase había dado para tanto.

Por eso uno de los alimentos más socorridos si invitáis a un vegetariano a casa son las patatas. Por lo baratas que son y lo ricas que quedan con cualquier cosa. Por eso uno de los alimentos más consumidos en el mundo (con permiso del pan y el arroz) son las patatas. Son un símbolo nacional, basta ir a un restaurante de cocina española, ya sea en España o en cualquier otra parte del mundo, para comer una tortilla de patatas. Pero hoy no quiero hablar de la tortilla, sino de las papas arrugadas. Los canarios sabrán perfectamente de lo que hablo, para el resto de mortales diré que no hay manera mejor de cocinar una patata. Se hacen cocidas con mucha sal y con piel y se acompañan normalmente de mojo.

Reconozco que no son un plato en sí, pero como guarnición o entrante o tapa son la leche. Además se pueden hacer en grandes cantidades porque si sobran al día siguiente están riquísimas o se pueden comer en ensalada. Los canarios más puristas van a darme caña porque yo no uso papa canaria. Es muy cara y muy difícil de encontrar, pero eso no tiene que ser motivo para no disfrutar de estos bomboncitos salados.

PAPAS ARRUGADAS

Ingredientes:

  • Patatas pequeñas, las que venden tipo “guarnición” dan el pego. Si podéis usad papa canaria.
  • Un buen puñado de sal gorda, la fina también vale.
  • Una rodaja de limón.

Preparación:

  • Sencillísimo! Limpiar la piel de patatas a conciencia ya que nos la vamos a comer. En una olla colocamos las papas y cubrimos con agua. Las ponemos al fuego y añadimos la sal y la rodaja de limón. La cantidad de sal es difícil de decir con exactitud pero 1kg de papas-200g de sal es una buena proporción.
  • Dejar cocer no menos de 30 min a fuego medio. Si hierve con mucha fuerza nos vamos a cargar las papas.
  • Cuando estén cocidas y con la ayuda de la tapa de la olla, tirar el agua.
  • Volvemos a colocar la olla con las papas al fuego y sin dejar de menear la olla (para que no se peguen) dejamos que se sequen. Poco a poco veréis que se van secando, y cuando esten secas del todo la piel se va a ir impregnando de la sal del agua de cocción. Tened paciencia, parece que no sirve de nada pero al final se tiene siempre recompensa.

MOJO VERDE

Ingredientes:

  • Cilantro fresco.
  • Ajo
  • Aceite de oliva
  • Unas gotas de vinagre
  • Sal
  • Pimienta
  • Una pizca de comino (opcional)

Preparación:

  • Machacar el cilantro y el ajo en un mortero o picarlo con ayuda de una batidora. 
  • Añadir sal al gusto, pimienta, comino y luego el aceite y el vinagre.
  • Se puede comer al instante, pero si se deja reposar al menos 1h mejor.
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

INVITAR A UN VEGETARIANO A COMER A CASA (LENTEJAS)

Lentejas y nieve, una buena combinación.

No sé si alguna vez habéis tenido invitados vegetarianos en casa. Si es así vais a entender lo que os voy a contar. Cuando te dicen que fulanito es vegetariano y que viene a cenar a casa la secuencia de pensamientos es siempre la misma. Primero piensas en platos típicos esperando que ninguno lleve carne o pescado: paella, arroz de pescado, pollo asado… da igual si es muy obvio que lleve carne, se pasan igualmente por tu cabeza. Luego piensas si sería posible hacer una versión sin carne de los platos que sabes cocinar: unas albóndigas sin albóndigas, unos macarrones boloñesa sin carne picada, un pollo asado sin pollo (ya os digo que da igual si el pensamiento es absurdo, siempre pasa). Al final siempre llegas a la misma conclusión por ser la más sencilla, hacer algún plato de pasta o arroz con verduras, el problema es que esa solución siempre implica las mismas verduras y se convierte en algo muy repetitivo. O acaso no compráis siempre las mismas verduras… patatas, zanahoria, pimiento, calabacín, champiñones, ajos y cebollas, me equivoco?

Pues amigos, a esto me enfrento yo cada día. Aunque poco a poco se aprende a combinar con una cierta gracia y a añadir aceitunas, especias,  hierbas aromáticas y verduras mucho menos típicas (calabaza, rúcula, canónigos, legumbres, frutos secos). Otra opción es quitarle la carne y embutidos a todos los platos de legumbres. Así se pueden hacer unos garbanzos de muerte, unas judías de rechupete o unas lentejas para mear y no echar gota.

Mi novia y yo vivimos en Hamburgo y aquí hace un frío terrible, también llamado matapingüinos. Así que apetece comer algo caliente y contundente y que mejor que unas buenas lentejas. Además se pueden hacer de un día para otro y congelar, así que yo siempre las hago en cantidades industriales.

INGREDIENTES (para 4):

  • Una cebolla bien picada.
  • Media cabeza de ajos.
  • Medio pimiento verde o rojo.
  • 1 tomate.
  • 2 hojas de laurel.
  • Un puñado de judías verdes o vainas .
  • 3 zanahorias.
  • 4 patatas.
  • Unos 350 gramos de lentejas.

PREPARACIÓN:

Echar un chorrito de aceite en la olla, añadir la cebolla picada y el pimiento también picado y los dientes de ajos, añadir un poco de sal y sofreír durante 10 min a fuego medio para que no se quemen las verduras y cuando estén bien pochadas añadir un tomate pelado y picado y dejar sofreír 5 min más. Añadir las hojas de laurel. Después añadir las judías  las zanahorias y las patatas a trozos grandes. Añadir agua hasta cubrir y un poco más y después las lentejas. Bajar un poco el fuego y tapar. Tiene que hervir muy suave durante una hora. Rectificar de sal.

Las abuelas ponen las lentejas en remojo la noche anterior. Si os apetece lo hacéis, pero no es para nada necesario.

Un saludo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,